Categorías
Sin categoría

China y la Globalización.

China y la Globalización.

China y la Globalizacion

El gigante Asiático y su adaptación a la Globalización.

China y la Globalización. Con una superficie de 9,5 millones de kilómetros cuadrados (18 veces la de la Península Ibérica) y una población de casi 1400 millones de personas (el 35% de las cuales son urbanas), este inmenso país adquiere cada vez más importancia para la economía. La riqueza generada (PIB) en 2003 fue de 1, $ 4 billones en crecimiento económico.

Con una superficie de 9,5 millones de kilómetros cuadrados (18 veces la de la Península Ibérica) y una población de 1.300 millones de personas (el 35% de las cuales son urbanas), este inmenso país está adquiriendo una importancia cada vez mayor para la economía, con un patrimonio neto (PIB) de 2003 1,4 billones de dólares, lo que corresponde a un crecimiento económico de 7-10% en los últimos 15 años.

Desde fines de la década de 1990, la inversión productiva ha crecido enormemente, alcanzando un nivel anual del 34-37% del PIB, entre $ 30.000 y $ 40.000 millones del valor de la inversión extranjera, a lo que hay que sumar el ahorro de la población.

La población ocupada es de 711 millones de personas, siendo la agricultura el 47% de la población activa, la industria el 20% y los servicios el 37%, pero el sector industrial es el motor de la economía china, generando una riqueza 438 mil millones de dólares (año 1999).

Cuando analizamos la estructura de la producción china, vemos que el sector textil ha mantenido un peso significativo, durante los últimos 10 años, tanto en el empleo como en el valor de la producción.

Los sectores metalo-mecánico y químico (alrededor del 20% del valor de la producción industrial, cada uno) son importantes, pero es el sector eléctrico-electrónico el que está adquiriendo un papel cada vez mayor (del 5% del valor de la producción a 1980 asumiendo 155 en 1999), lo que está estrechamente relacionado con la inversión extranjera en este sector.

La industrialización su arma más fuerte.

El dinamismo industrial de China ante la globalización es claramente evidente en su apertura económica al mundo exterior. En 1999, el volumen de exportaciones alcanzó los 24 mil millones de dólares en servicios y 184 mil millones de dólares en bienes (de los cuales 87% Productos manufacturados industriales En términos de importaciones, los servicios representaron 29.000 millones de dólares y los bienes 137.000 millones de dólares). dólares (80% de los productos industriales).

Las municiones capital humano de bajo costo.

En contraste, hay 2000 “zonas francas” en China con 30 millones de trabajadores (año 2002). Estas “zonas francas” pueden importar materias primas y bienes de capital, sin limitación, siempre que la producción esté destinada a la exportación; se benefician de regímenes fiscales y financiación especial; las leyes laborales son flexibles y las regulaciones sociales y ambientales inadecuadas.

No es de extrañar que surjan problemas ambientales, salud ocupacional y malas condiciones laborales, según fuentes sindicales (CIOSL) el salario promedio es la mitad del salario promedio en Indonesia, una cuarta parte del salario promedio en Malasia. y Filipinas, a una octava parte del salario promedio mexicano, entre otros. En China, el salario medio del sector productivo es de 0,60 dólares / hora.

En tercer lugar, las partes y componentes (25%), los productos semiacabados (44%) y los bienes de capital (17%) tienen el mayor peso entre las importaciones (1999).

Por otro lado, los bienes de consumo representan el 56% de las exportaciones y los bienes de capital el 11%. Como vemos, los productos chinos exportados tienen un alto contenido de componentes importados con un peso tecnológico importante.

Este tipo de especialización productiva ha permitido a China ganar una buena posición en los mercados internacionales de productos terminados en nuevos sectores tecnológicos (suministros de oficina, telecomunicaciones y electrónica) en 14 años. Y todo para obtener un buen superávit comercial superando las exportaciones por las importaciones.

La especialización de la producción de China de la mano de la globalización está estrechamente relacionada con su introducción en las redes asiáticas de fabricación de productos eléctricos y electrónicos.

No es casualidad que el comercio de China con sus vecinos asiáticos como Corea del Sur y Japón alcanzara los 225.000 millones de dólares en 2003. En cualquier caso, las ventas de productos chinos están creciendo en todo el mundo.

En 1999, el 38% de las ventas se destinaron a América (especialmente EE. UU.), El 36% a Asia y el 26% a Europa y África (especialmente Europa).

Otro aspecto a considerar es la dimensión internacional de las empresas chinas con 12 grupos corporativos chinos entre las 500 empresas más poderosas del mundo.

¿Hacia dónde va el capitalismo chino?

La estrategia de los líderes chinos se orienta en varias direcciones: por un lado, promover la creación de grandes empresas chinas que dominen el mercado nacional, por otro lado, la internacionalización de grandes empresas, a través de las adquisiciones de determinadas empresas, fusiones, etc.

Afirmaron claramente que en 10 años quieren transformar algunos de sus productos en marcas globales (como Lenovo y TCL) y para eso quieren llegar, dentro de ese plazo, a 50 empresas chinas entre las 500 más grandes del mundo, 500 otras empresas chinas serán multinacionales medianas y otras 5.000 pequeñas empresas en el ámbito internacional.

A pesar de la presión que sufren sobre el tipo de cambio fijo yuan-dólar, con reservas de 500 mil millones de dólares, no tienen prisa por cambiar su política monetaria. Los éxitos económicos obtenidos encuentran su fuerza en la unidad política concertada, con políticas industriales activas, desarrollo tecnológico acelerado, etc.

Por otro lado, la política y la economía fortalecen los lazos: si China y Brasil impulsan su comercio e inversión multilaterales, China obtiene beneficios económicos al ingresar a un mercado como el de Brasil.

Planteos.

¿Es posible mantener esta aceleración económica sin la contraparte de mejoras sociales para la población? ¿Puede durar mucho la represión de la política y los sindicatos en una potencia en ascenso como China?

En un futuro no muy lejano lo podremos saber.

 

También te puede interesar:  ¿Que es la Globalización?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *